Apariencia descuidada


Una Apariencia descuidada es  Cuando las prendas son demasiado grandes, demasiado pequeñas, están hechas harapos o no han conocido lo que es una plancha, estamos ante un claro indicador de que  careces de un método para vestir tu tipo de cuerpo y/o que no te interesas en los detalles.

Puede ser el resultado de haber crecido en un ambiente en donde la vestimenta adecuada no era una prioridad, o puede tratarse de una rebelión contra una crianza severa y estructurada.

A menudo, un atuendo descuidado viene acompañado de un ámbito laboral desordenado, un auto sucio, y una casa descuidada. En conclusión vistes porque tienes que hacerlo no porque te guste sino por cubrir esa necesidad de cubrirte. 

A %d blogueros les gusta esto: